28 diciembre 2008

ÓPERA BUFA

V

olvemos a la ópera. Aunque bien es cierto que nunca he salido de ella. Mi tercera entrada en esta bitácora, y una más dedicada al bel canto. En este caso una particular composición que por momentos parece haber surgido del genio de Mozart y por momentos de la chispa del maestro Rossini, para acabar finalmente recordándonos al neorrealismo italiano.

Sir Hubert Von Herkomer (1849-1914) - A serenade, 1877En el habitual espacio lírico de Vi Recoger Albóndigas, se escuchará Voglio entrare per la finestra de la ópera Leonora o El amor con juglar de Giovanni Colpocorto. Versión del tenor Sergio Tulián, Coro y Orquesta de la Ópera del Cotolengo de Santa Eduviges, bajo la dirección del autor.

El juglar Ludovico trata de escalar el muro de su amada Leonora y cantarle su aria de amor. Ludovico trepa, teme, tiembla, lo cual se descubre, ingeniosamente insinuado, por los contrastantes motivos rítmicos, por la exuberante orquestación y porque Ludovico dice: "Trepo, temo, tiemblo". De pronto, el juglar es sorprendido por el padre de la niña, quien corta la escala. Los acontecimientos se precipitan.
Sin embargo, Ludovico insiste en llegar hasta su amada. Él quiere cantarle su aria de amor y solamente eso. Aunque cada vez piensa menos en cantar y más en solamente eso.

Giovanni Colpocorto - Leonora o el amor con juglar
Voglio entrare per la finestra (aria)
Sergio Tulián, tenor
Coro y Orquestas de la Ópera del Cotolengo de Santa Eduvigis
© Discmedi 1973


Si ha sido capaz de llegar hasta aquí sin inmutarse, debería fijarse en la fecha que encabeza esta entrada y hacerse ver por un especialista del campo de la psicología. Si se ha inmutado para mal, es que usted se ha equivocado de bitácora. Si se ha inmutado para bien, se merece usted mi aplauso y mis felicitaciones por poseer un maravilloso sentido del humor.



Audio completo aquí.
Música y texto en negro originales de Les Luthiers.
Foto: Sir Hubert Von Herkomer (1849-1914) - A serenade, 1877.

3 comentarios:

Mega dijo...

Jaja, Monsieur Croissant, le veo muy guasón (y hace bien). No conocía esta ópera bufa, Leonora o El amor con juglar, de Giovanni Colpocorto, que además de parecerme divertidísima, me ha recordado la escena de la Celestina en que Calisto tiene que subir una escala para reencontrarse tras la tapia del jardín con Melibea... Como ves, el motivo no es sólo musical sino también literario. ;-P

Recién aterrizo procedente de Estocolmo, de visitar la casa de August Strindberg, a quien, en carta a un amigo suyo, le gustaba presumir de que se había trasladado a vivir a una casa muy moderna (con ascensor y ducha). Y sin embargo, la portera nunca lo vio coger el ascensor, jaja.

Un beso bien gordo

Mita dijo...

Gracias por la música y las risas.
Feliz Año Nuevo 2009
Besos

Le Croissant Musicien dijo...

Madame Mega, hay que mantener el buen humor. Es cosa fundamental para gozar de una buena salud y para disfrutar de verdad de la vida.
Lo de Strindberg con el ascensor era el colmo. En Estocolmo. Una buena pedrada en la cabeza si que tenía éste.

Mita, gracias a ti por entrar. Te digo lo mismo que a Mega, las risas y el buen humor son dos cosas idispensables. La música, para mí, también.

Saludos, besos y abrazos a repartir.
Y Feliz Año nuevo a todos.