05 enero 2009

Sueños (Cuento para la noche de Reyes)

Para Alejandro y Alberto.

La espera se estaba haciendo larga. Hacía frío. Las calles estaban abarrotadas de gente. Prisas. Compras de última hora. Los escaparates brillaban más que nunca queriendo atraer la atención de los viandantes. De la boca del metro salía y entraba una muchedumbre apurada y ruidosa.
Pyotr Ilyich Tchaikovsky - El Cascanueces, suite de ballet. Op. 71a
Trepak (danza rusa)
Herbert von Karajan - Wiener Philharmoniker

© DECCA 1962

Tras el cristal de la juguetería una muñeca de latón ponía en marcha su viejo mecanismo para ejecutar una danza que atraía la mirada de los más pequeños.
-¿Si le pido que baile otra cosa lo hará?
-No mi niña. Sólo sabe bailar eso.
-¿Y por qué?
-Porque sólo le han enseñado ese baile.
-¿Y a ella le traerán regalos?
-Ella será un regalo, seguro. Tal vez para alguna niña preguntona.
Pyotr Ilyich Tchaikovsky - El Cascanueces, suite de ballet. Op. 71a
Danza china
Herbert von Karajan - Wiener Philharmoniker

© DECCA 1962

En las aceras, niños y mayores esperaban el paso de los Magos de Oriente.
-Papá, Melchor trae regalos, Gaspar caramelos y Baltasar sueños.
-¿Quién te ha contado eso Cecilia?
-No sé. Pero yo quiero que venga Melchor.
-¿Y Baltasar? Es maravilloso que te traigan sueños. Con ellos puedes tener todo lo que deseas. Viajar a lugares lejanos, tener amigos maravillosos, vivir en un mundo mágico.
-Ya.
-Estoy seguro de que Baltasar te traerá unos fabulosos sueños. Pero no los encierres jamás, déjalos libres. Que vuelen. Que te lleven donde desees.

Ya asomaba la cabalgata. Los Magos hacían su aparición majestuosamente. Camellos, pajes, personajes de cuento. Los caramelos volaban sobre las cabezas para acabar estrellándose sobre los adoquines. Los niños gritaban, reían, lloraban. Los adultos volvían a ser niños, y alguna lágrima acompañaba su vuelta a la infancia.
Pyotr Ilyich Tchaikovsky - El Cascanueces, suite de ballet. Op. 71a
Marcha
Herbert von Karajan - Wiener Philharmoniker

© DECCA 1962

Todo estaba preparado. Los zapatos limpios y algo de comer para que los Reyes Magos repusieran fuerzas. Iba a ser una noche muy larga para ellos. También para los niños.
-Cariño, es hora de dormir.
-Pero es que quiero ver a los Reyes.
-Si estás despierta no pasarán por aquí.
-Pero es que quiero ver cómo entran en casa. ¿Cómo lo hacen?
-Recuerda que son magos. Duerme cielo.
Abrió la pequeña caja de música que había sobre la mesita de noche y Cecilia cerró los ojos mientras la dulce melodía la llevaba al país de los sueños.
Pyotr Ilyich Tchaikovsky - El Cascanueces, suite de ballet. Op. 71a
Danza del Hada de azúcar
Herbert von Karajan - Wiener Philharmoniker

© DECCA 1962

De pronto despertó. Los sueños de Cecilia eran sus sueños. Nada había sido realidad. Cecilia no existía. O tal vez sí. Tal vez los Magos de Oriente, a los que este año no esperaba, habían pasado por su casa. Baltasar le había dejado un bello sueño. Un sueño que le devolvió a la infancia, a la mágica noche de Reyes. Un sueño que le hizo volver a ser un niño.
Pyotr Ilyich Tchaikovsky - El Cascanueces, suite de ballet. Op. 71a
Vals de las flores
Herbert von Karajan - Wiener Philharmoniker

© DECCA 1962

Que la mágica noche de Reyes os haga soñar y haceros sentir de nuevo como un niño.

7 comentarios:

Mega dijo...

Felices Reyes a los tres.

Un abrazo

La Virgen Sobrecogida dijo...

Aunque la entrada es de René, por alusiones, también contesto yo.

Felices Reyes MegaMaga, que alguna influencia tendrás con ellos, digo yo.

Le Croissant Musicien dijo...

Querida Mega, si los tres somos La Sobrecogida, Genaro y un servidor, gracias por la felicitación. Si los tres son otros tres, gracias también. Si los tres son alguno de los primeros tres más alguno de los segundos tres, agradecido igualmente. Y si los tres son vete tú a saber quién, ya habrá alguien que lo agradezca.
Espero que los MegaMagos del Oriente, sea berlinés o no, hayan sido generosos contigo.

Un abrazo.

Mega dijo...

Querido Croissant Musicien:

Jajaja. Ahora que ya no nos lee nadie, como solía decir Freia en otra época y estábamos todos pendientes de lo que se decía tras esa llamada de atención, jaja; bueno, pues a lo que iba, ahora que Freia o su heterónima sobrecogida no nos lee, puedo decirle en confianza que la frase era deliberadamente ambigua. Y ya veo que usted no deja guante sin recoger, jujaje.

Los Megamagos se han portado bastante bien: unos zapatos para no resbalarme por la nieve, un pijama, y alguna que otra fruslería.

Espero que sus fieras también hayan sido buenas con los Reyes, jujijo.

En cuanto a sus coláteres, Genaro el de la boina, y la Virgen, decirles que si se consideran insatisfechos este año con los regalos recibidos, en un momento dado, y si la petición es razonable, podría hacer una llamadita de teléfono a mis jefes para que remediaran el desaguisado...

Besos, abrazos y jamones a repartir

fritus dijo...

Attantion...entrada de tres reyes y solo tres ( y sus heteronimos) comentan...bueno pues aquí este Balthasar king of Harlem y su saco de sueños...( por la hora que es el sueño es lo que nos espera, creo)

En fin, que sin herir susceptibilidades de nadie, el señor Pyotr Ilyich Tchaikovsky es lo que más me ha gustado de lo oído hasta ahora en esta santa casa...claro que mis oídos no son de fiar, erosionados por una adolescencia afterpunk y un año de mili en artillería antiaerea...
También me han gustado mucho esos interludios narrativos que parecen salidos de la mente del guionista de spots que paró el anuncio del calvo de la lotería...tierno que es uno...

Y bueno, si bien no puedo aportar mucho criterio musical, ahora que estamos en familia lo que si os envío es un abrazo y un beso de día de reyes con retraso, que en esta isla intentamos vivir sin prisas...

Le Croissant Musicien dijo...

He de reconocerle que la música que acompaña al cuento es de lo más "accesible" que ha sonado en esta bitácora. Aunque creo que no debe de olvidarse de los valses de la familia Strauss o del Otoño de Genaro-Vivaldi. Piezas de esas que uno tararea cuando se está afeitando o preparando una tortilla. Francesa, por supuesto.
Ese es el espíritu inicial de este blog, que lo más sofisticado que suene sea el Danubio Azul o el Así habló Zaratustra (monos incluídos).
Como escribí en la primera entrada, Vi Recoger Albóndigas es la cara B de la cara A. Ahora corre de su cuenta el adivinar cual es la cara A.

Se agradecen los besos y los abrazos que con mucho agrado le devuelvo a usted y los suyos.

Anónimo dijo...

However, if water flows too quickly, it does not have the time get
in touch with considering the clean advertising, resulting in all of
the clean will be unable to absorb all the toxic
contamination. The three levels of filtration process within the device should
be enough to put your worries to rest. Just because a food is labeled organic, it
does not mean that it does not contain bacteria.


Feel free to surf to my site reverse osmosis water filter and sodium