04 febrero 2009

Toccata y Fuga

Nueva llamada a capítulo del jefe:
"Sobrecogida, no pegas palo al agua. Llevas más de un mes sin publicar nada en el blog. No es tan difícil. Sólo tienes que escribir algo corto y divertido y acompañarlo de una pieza musical religiosa amena pero, sobre todo, conocida del gran público. Recuerda que somos la cara B de la cara A de cualquier otra bitácora seria de música clásica".

¡Hala, y se queda tan ancho! ¡Qué gracioso es este franchute! Se reserva para él lo mejorcito; es decir, la música profana, ópera incluida. No contento con eso, le da la exclusiva a Genaro de toda la relacionada con animalitos, estaciones del año y Naturaleza en general. Y a mí me encasqueta (sin que se le mueva ni un pelo del tupé del croissant) la música religiosa; a saber, Oratorios, Misas, Magnificats, Requiems... ¡Viva la alegría! A ver, encontradme vosotros música de iglesia, popular y divertida... Me juego el cuello a que sin echar mano de El Mesías de Händel poquito ibais a encontrar. Os reto.

Bueno, revenons à nos moutons que diría el "amo" de la bitácora, que viene a significar algo así como que me centre en lo que estoy haciendo, pero mucho más fino.

Veamos... corto, divertido, popular, de iglesia...


No lograba entender qué le había pasado. Y lo cierto además es que no se dio cuenta realmente de lo que ocurría hasta que escuchó a aquella individua gritar desaforadamente y descubrió su mano izquierda (la de él), que parecía haber adquirido vida propia, intentando abarcar aquel seno ebúrneo y mórbido.
Pero era ya inútil hacerse cualquier tipo de pregunta. Su prioridad inmediata pasaba por concentrar todos sus esfuerzos en intentar escapar de aquella masa enorme y vociferante que pugnaba por écharsele encima de manera inminente.


J. S. Bach
J. S. Bach. Toccata con Fuga en re menor. BWV 565.
Ton Koopman, en un órgano Arp Schnitger construído en 1689-93,

en la Iglesia de San Jacobo de Hamburgo.

© Teldec 1996




Divertido no sé si le resultará, pero de ésta me echa fijo.

Imagen: Angélica y el ermitaño. P.P. Rubens. Kunsthistoriches Museum, Viena

4 comentarios:

Mega dijo...

¿Así que Tocatta con Fuga, ehh? Jajaja

Lo del seno ebúrneo, impagable, meine Gottesmutter.

Besazo

Genaro Ovejero dijo...

Ahora ya me se queda claro de a que se refieren ustés cuando hablan de que son melónmanos.
Yo pensaba que era algo de la musica y ya veo que no.

Donna Angelicata dijo...

Admirada Sobrecogida,

Si su jefe le echa, yo le adopto gustosa en el mío, o le contrato que me da que si no no va a querer venir (con razón).

Bach es mi gran debilidad. Imposible resistirse a la beldad de su música. Pero no seguiré que me pongo sublime.

Un abrazo.

La Virgen Sobrecogida dijo...

Mega

Mi apreciada Mega. En la contraportada del disco, te aseguro que dice "Toccata con Fuga"... De hecho fue lo que me inspiró la tontuna para hacer la entrada y "aplacar" al croissant...
Aquellos años de noviciado con tanto cristo y tanta virgen de marfil me dejaron una cierta obsesión por la palabra.
Un abrazo

Genaro

Mira que le tengo manía a la expresión, pero... ¡Ya te vale Genaro!
Y yo que pensé que tenía en ti un apoyo para enfrentarnos a las exigencias del jefe...
Para ti no hay abrazos que luego Valeriana se pone celosa... ¡Menuda es!

Donna Angelicata

Ten por seguro Donna que si me echa el "cruasán" (jijijiji, así queda mejor), no echaré en saco roto tu oferta. En cuanto a lo del contrato, estoy segura de que llegaremos enseguida a un acuerdo. Si yo te contara lo que me paga el jefe de todo esto...
Un abrazo