11 marzo 2009

Recuerdo y soledad

Ellos te preguntaban que cuando iba a volver papá. Les respondías que se iba a retrasar un poco, que tenía que hacer aún muchas cosas en el trabajo.
Y así un día tras otro.
Difícil fue cuando hubo que decirles que papá ya no iba a regresar, que se había ido para siempre.

Han pasado ya cinco años. Cinco duros años de recuerdos, incomprensiones, soledades, dolor y lágrimas. Ahora ellos ya son mayores y podrías contarles lo que pasó. ¿Pero cómo hacerlo si aún no eres capaz de explicártelo a ti misma?


Henryk Górecki - Sinfonía n. 3, op. 36 (Sinfonía del lamento): 2. Lento e largo
Joanna Kozlowska, soprano
Orkiestra Filharmonii Narodowej w Warszawie, Kazimier Kord

© Philips Classics 1994


Foto: Jesús de Pablo

1 comentarios:

Mega dijo...

La música es sencillamente preciosa. Bonito y sentido homenaje por partida doble...

Besos