28 junio 2009

Celestial Blues

-Que no, Manuel... Que ya te lo he dicho tres veces... Que no puedes ir dándole patadas en las espinillas al "viejo peluca"... Que tú acabas de llegar pero él aquí es una institución...

Jesús, Jesús. Mira que ha salido trasto este crío. No ha hecho más que aterrizar y me tiene el patio alborotado. Me paso el día corriendo detrás de él con el manto y las sayas recogidas intentando que no haga más travesuras de las estrictamente necesarias. Que luego viene mi hijo y me dice que no soy capaz de poner orden y que no sabe para qué me tiene de intermediaria.

Jajajaja. Pero no se crean que no tiene gracia el mocoso. Desde que llegó, va paseándose de nube en nube con una libreta de notas pequeña, de esas de gusanillo metálico y tapas azules con un centauro impreso en negro, en la que apunta todo. Se pasa el día preguntando. Todo le interesa. Por todo siente curiosidad. Se parte de risa tirándole de las plumas a los querubines. Y aunque, en ocasiones, la actitud de ciertos respetables beatos le hace dibujar un pequeño mohín de enfado en su cara traviesa, enseguida encuentra motivos para volver a reír abiertamente cuando Eduardo Chillida, como quien no quiere la cosa y falsamente batido, le deja meter, a pase de Cholín Alcorta, un gol por toda la escuadra.

En apenas dos días que lleva aquí a la pobre Santa Lucía han empezado a hacerle los ojos chiribitas. Ha descalabrado con una piedra a San Bernabé y le ha tomado el pelo a San Lorenzo hasta quemarlo. San Miguel anda desequilibrado de un lado a otro porque no encuentra por ninguna parte su balanza. Pero es que también ha sabido despellejar con ironía y gracia a San Bartolomé, y desde anoche Santa Bárbara anda desconsolada porque el "angelito" ha escrito un artículo en "Heaven News" denunciando que su torre estaba construída sobre terreno público de paso y debe ser demolida.

Por si fuera poco, desde ayer se ha hecho muy amigo de Miles. Debe de ser cierto eso de que diox los cría... Tendríais que verlos juntos. Apenas hace unas horas, esta misma tarde, les ha dado por ponerse a improvisar. Mientras Miles hacía vibrar su trompeta, Manuel, empinado sobre un diminuto escenario que le ha birlado a Santa Cecilia en un descuido, ha comenzado a marcarle el ritmo con un par de bolígrafos a modo de baquetas. Duke (que pasaba por allí) no ha dudado en unirse inmediatamente al grupo tocando las teclas como si le fuera la vida (eterna) en ello y Charlie, saxofón en mano, ni se lo ha pensado dos veces para sumarse al trío. Como era de esperar, al poquito han acudido Billie, Ella y Sarah completando el soul y la magia de ese blues improvisado. Y allí siguen todavía. Tendríais que oírlos. Hasta el mismísimo San Pedro ha hecho un alto en el control de aduanas y se ha sentado fascinado a escucharlos.

Miles davis et John Coltrane - So what


Me da a mí que con su llegada esto va a parecerse realmente al paraíso.


Vídeo vía: Deepsound

14 comentarios:

__MARÍA__ dijo...

¡Eres el mejor!
Si estuviera en este lado te diría Manuel que es un post genial, seguro.
¡La que está liando allá arriba!

Besos

RGAlmazán dijo...

¡Virgen bendita! Sobrecogido me has.
Un bello texto de recuerdo de Manuel.

Salud y República

La Virgen Sobrecogida dijo...

Buenas noches María

A Manuel le gustaba mucho este blog, tanto por su aspecto como porque le divertía especialmente lo que en él se decía y cómo se decía.
Cuando me planteé el post, pensaba precisamente en escribir algo que a él le hiciese sonreir si hubiese podido llegar a leerlo. Me alegro de que creas que la entrada es merecedora de él.
Un beso

Rafael

Me gustaría más haberte hecho sonreír mi querido Rafael. Te confesaré que no me importa en absoluto estar o ser sobrecogida pero siempre me asustó un poco eso de sobrecoger.
Un beso muy fuerte también a ti

Mega dijo...

Vaya, yo me lié y pensé que la entrada la había hecho Adanero... Eso de compartir bitácora es lo que tiene, que se equivoca uno y nos equivocamos todos, como en el efecto dominó.

A mí también me ha gustado mucho. Pero lo bueno es que casi estoy po decirte que a Manuel le habrá encantado seguro. Un beso, meine Gottesmütter. Nadie mejor que tú para hacernos sentir a gusto

Le Croissant Musicien dijo...

Desde el comienzo de esta bitácora te he comentado más de una vez la intención de contar con la colaboración de más blogueros. Como bien sabes una de las ideas era que Manuel escribiese sobre jazz. Ahora me arrepiento de mi falta de decisión y de mi timidez al pedírselo. Le hubiera gustado mucho y todos habríamos disfrutado leyéndole.
Tú que controlas más el tema que yo, creo que deberías poner algo de jazz por aquí de vez en cuando. No estaría nada mal.

Gracias por la entrada, yo me siento incapaz de escribir algo. Es realmente maravillosa y tiene mucho de realidad. A Manuel le ha encantado, seguro.

Un abrazo a todos.

La Virgen Sobrecogida dijo...

Mega

Mi querida Zaubererin. Gracias por tus palabras. Lo bueno de compartir bitácora es que el espíritu de uno anda siempre en el otro, independientemente de quien escriba la entrada. Algo de Adanero hay también aquí.

No me costó nada imaginarme a Manuel como un "angelote" travieso, marcando el bajo continuo de su dios favorito.
Un beso muy fuerte y muy especial.


Croissant

Sí que es verdad que la idea de invitar a Manuel a colaborar en la bitácora era un viejo proyecto tuyo que me comentaste más de una y más de dos veces. Estoy segura de que habrías llegado a proponérselo, pero la noticia de la enfermedad y, sobre todo, lo rápido que ha sido su proceso no ha dejado tiempo para nada. Ni siquiera para hacernos a la idea de que ya no está (a mí me parece escucharlo todavía reir cuando hablábamos de música en estos últimos tiempos. No hace tanto de ello porque hasta hace unos días estaba bastante bien).
Yo no sé mucho de jazz, más o menos lo que tú, jefe. Pero en todo caso, se puede intentar hacer algo al alimón. Yo elijo la música y tú haces el texto, o a la inversa.
La capacidad de escribir ya te volverá. Cada uno encaja los golpes como puede (contrariamente, a mí el escribir esta entrada me ha ayudado un poco a asumur su muerte). ¡Qué contradicción! Es la única entrada de todo el blog que no ha podido leer y creo que le habría divertido.

Un abrazo Croissant.

Leg dijo...

Qué bonita!!!
No le conocía, pero ha tenido que sonreír, seguro.

;-)

La Virgen Sobrecogida dijo...

Gracias Leg por tus palabras. Un beso muy fuerte al peque y otro para ti.

fritus dijo...

Precioso homenaje a Manuel desde "I saw picking meatballs" como diría Miles Davis, (que confirma la teoría de Machín de que los negritos buenos también van al cielo).Creo que a él, a Manuel, le habría gustado.

En fin, no sabía que San Miguel llevaba unas balanzas, yo creía que era un arcangelical repartidor de cerveza.
un abrazo

La Virgen Sobrecogida dijo...

My dearest John of Patmos:

¡Te he echado mucho de menos por aquí...! A ti y a nuestras horas a pie de Gólgota.
Gracias por lo de los "angelitos negros". ;-D. A Manuel le habría encantado la comparación.
Y por lo que respecta a San Miguel tienes toda la razón. Es que las cosas en el Paradise no andan nada bien y el negocio de mi hijo flojea. Fíjate si se notará la crisis que San Millán se ha hecho representante de quesos, a San Asensio le han ofrecido la gerencia de una bodega de Rioja, Santiago y San Pedro han tenido que bautizar una tarta y un pescado, Santa Lucía se ha visto obligada a meterse a agente de seguros y a la pobre Santa Teresa no le ha quedado más huevos, que ser la imagen de una fábrica de yemas en su pueblo. Por lo que respecta al pobre San Pablo y su asociación CEU, mejor lo dejamos, que lleva décadas de espada caída y diciendo que qué ha hecho él para merecer eso.
Un beso muy, muy fuerte mi querido John Fritus.

LUISA M. dijo...

Hago hoy mi primera visita a esta estupenda bitácora coral desde las Variaciones Goldberg. Volveré.

Sensacional esta entrada dedicada a tu amigo Manuel Ortiz desde el título hasta el final, muy creativa y divertida y emotiva a la vez.
Estoy segura de que cuando la haya leído, en un descanso de sus actividades celestiales, habrá sonreído y le habrá gustado mucho.
Yo sólo le conocí a través de algunos comentarios en vuestros blogs, pero estoy convencida (después de leer varios de vuestros sentidos homenajes y visitar sus Apuntes de bolsillo) de que era un buen escritor y una gran persona.
Parece que está alegre y muy bien acompañado rodeado de grandes artistas y célebres personajes, pero echará de menos a sus amigos y amigas de aquí y es probable que muchas de esas improvisaciones jazzísticas os las dedique.

Un cariñoso abrazo.

La Virgen Sobrecogida dijo...

Buenas noches Luisa y bienvenida a esta bitácora en nombre de Le Croissant Musicien, Genaro Ovejero, Adanero (el chico de los recados) y en el mío propio.
Siempre me ha consolado pensar que Manuel se habría reído con esta entrada. No me costó imaginármelo divertido y travieso en un cielo en el (al igual que yo) no creía.
Te habría encantado conocerlo.
Ojalá sus variaciones jazzísticas nos den ánimo. Te confesaré ahora que ya nadie entra en este post, que su ausencia me entristece y todavía lo echo mucho, mucho de menos.
Un abrazo fuerte

fra miquel dijo...

Como que ya nadie entra en este post? Allí donde leo "blues, Jazz, Coltrane..." allí voy yo.
No conocí a Manuel, si no por los comentarios y homenajes que le hacéis los que sí estuvisteis con él, pero comprendo que rodeado de todos esos artistas ha de estar, ciertamente, en el paraíso.
Hermoso post, Sobrecogida.
Empiezo hoy mismo a visitar éste blog i espero hacerlo a menudo a partir de hoy.

Un abrazo a ti y al resto de la cuadrilla albondiguera

Freia dijo...

Buenos días Fra Miquel.

La Virgen Sobrecogida me ha pedido, por favor, que sea yo quien conteste a tu comentario. Como seguramente habrás descubierto por otra entrada posterior, anda recuperándose de una vieja lesión y alejada de todo esto. Intentaré complacerla y, especialmente, agradecer tu visita.

Me alegra de que esta bitácora, que pretende tomarse a broma pero muy en serio, la música llamada "culta" te guste. Tiene pocos lectores pero hay que decir que son incondicionales y fieles. Sería un placer poder contarte entre ellos.

Por lo que habrás podido deducir, Manuel adoraba el jazz. La Sobrecogida necesitaba hacer una entrada amable y divertida para conjurar la tristeza y de ahí surgió la idea del post. Además, el espíritu curioso, transgresor y divertido de Manuel hacía que ella se lo imaginara como un angelote divertido y trasto.
De todas formas, aunque la Sobrecogida esté en retiro obligado, tienes a Genaro y a Le Croissant (su nombre verdadero es René; no sé por qué lo oculta) para amenizarte el verano. Seguro que te sorprenden.
Un abrazo.
PD ¡Ah! y gracias por resolver las dudas crisantémicas. Siempre he envidiado profundamente a los que saben de plantas y de estrellas.