25 agosto 2009

Dónde mandó Lina al Padre Rojo (La canción del verano II)



Por Le Croissant Musicien


Regresamos con nuestra estival y musical selección de la canción veraniega de VRA . Antes de dar los resultados de la primera candidata. Les pido un pequeño esfuerzo y hagan trabajar un poco su exquisito oído.
En los comentarios de la anterior entrada de este concurso, comenté que la pieza de la que tratábamos (Gallarda Napolitana) tenia muchas similitudes con cierto folclore de latinoamérica. Tras investigar un poco aquí y otro poco allá (al otro lado del charco) hemos encontrado un tema del folclore venezolano que tiene similitudes con el interpretado por Jordi Savall. Aquí les dejo la pieza "original" de Antonio Valente y un Galerón margariteño interpretado por Soledad Bravo. Fíjense bien, solo es necesario escuchar los primeros veinte segundos de cada pieza para comprobar que guardan un cierto parecido.
¿Qué fue antes? ¿El huevo o la gallina? Yo diría que el Gallo, pero son ustedes los que tienen que opinar.

Antonio Valente - Gallarda Napolitana
Hespèrion XXI, Jordi Savall

© Alia Vox 2001


Soledad Bravo - Galerón Margariteño

© Top Hits 1990


Tras este breve ejercicio pedagógico-musical, que espero haya servido para educar un poco sus oídos, vamos con el asunto de hoy.
Decirles antes de entrar en materia, que el tema anterior tras una serie de complejas y dificultosas operaciones matemáticas que hemos realizado con sus puntuaciones, ha obtenido un 6,75 de nota. Más bajo de las previsiones hechas por nuestros especialistas en música renacentista, pero ustedes son sabios y sabrán el por qué de sus notas.

Hoy nos visita un habitual de esta bitácora. Antonio Vivaldi. Le habrán podido escuchar en un par de ocasiones por aquí. Teniendo en cuenta el escaso número de entradas de VRA, eso ya le hace más que habitual. Al igual que lo es de la canción del verano. Un máximo exponente de este tipo de música como dejó claro con su gran éxito El Verano. Tema al que siguieron El Otoño, El Invierno y La Primavera. Es un ejemplo definitorio de lo que la crítica ha dado en llamar "compositor estacional".
Pero si hablamos del Prete Rosso y éxitos veraniegos, en la mente de todos está la que fue su gran obra en compañía de su banda, The Venice Red Hairs. Les estoy hablando del oratorio El martirio de San Lorenzo. Popularmente conocido como "La Barbacoa".
Inolvidable página de la música culta que todos recordamos por el aria final en la que el santo, encaminado irremediablemente hacia lo que iba a ser su doloroso final, entona estas palabras de agradecimiento al Señor:

Voy echando leña al fuego
y siguiendo con el juego.
Cuando quieren darse cuenta
las parejas se calientan
y no pueden esperar.

La barbacoa, la barbacoa.
Como me gusta la barbekiú.
La barbacoa, la barbacoa.
Como me gusta la barbekiú.

Aria de una exigencia técnica tan notable que hace al castrato encargado de ejecutar la pieza sacar lo mejor de si. Si es que le queda algo.

La obra de hoy es un tema que por su estructura repetitiva y machacona, a buen seguro que arrasará este verano en las discotecas de la ruta del bacalao y en los afters hours y fiestas rave de Ibiza. Se trata del primer movimiento del Concierto para mandolina, cuerdas y bajo continuo con el que el veneciano pretende copar los primeros puestos de las listas de éxitos veraniegos. ¿Lo conseguirá? Eso dependerá de ustedes, queridos y sabios lectores.
La pieza es básicamente una melodía bastante simple y pegadiza. Al más puro estilo chunda-chunda-chunda discotequero. Sustituyan la mandolina por sonidos sintetizados y el bajo continuo por una caja de ritmos. Una vez hecho esto, suban el volumen todo lo que sus tímpanos puedan soportar ¿Cuela? ¿No? Pues déjenlo. No se esfuercen más. Lo nuestro era otra cosa. Ya saben. Puntúen del 1 al 10 la pieza. Sigan el criterio que quieran. Hagan con él lo que les de la gana. Úsenlo para guarnición del guiso que han preparado, como pisapapeles, como arma arrojadiza contra ese vecino tan pesado que tienen. Lo que les de la gana. Pero voten y opinen. Que es algo muy sano y recomendado por la OMS.
Un consejo. Obvien la audición de la pieza anterior. Escuchen al veneciano con orejas nuevas. Las comparaciones siempre son odiosas.
Y les recuerdo que todos los participantes en esta selección musical tendrán un pequeño detalle por parte de esta bitácora.


Antonio Vivaldi - Concierto para mandolina, cuerdas y bajo continuo en Do Rv 425, Allegro
Ensemble Kapsberger - Rolf Lislevand, mandolina

© Naïve-OPUS 111 2007


En la foto, Lina pensando donde va a mandar al cura del pelo rojo.


8 comentarios:

RGAlmazán dijo...

En primer lugar, no nos vacile usted con lo del regalito, que estoy escaldado con su amigo Adanero. Yo hago esto por afición, que lo sepa, y no espero nada a cambio, salvo improperios y otras lindezas.

Desde luego nada que ver con nuestra auténtica barbacoa de su amigo Jorge, El rey de las canciones del verano, pero reconozco que tiene alma esta pieza, me gusta el ritmo veraniego y me gusta la mandarina, así es que voy puntearla con un siete, menos no se merece el Cura Rojo.

Salud y República

Le Croissant Musicien dijo...

RGAlmazán no me compare usted con ese. Aquí somos formales y cumplimos con lo prometido. Sobre todo, porque teniendo en cuenta la poca cantidad de lectores que tenemos, la cosa nos sale barata.
Me agrada leerle eso de hacerlo por afición. Se agradece. Que sepa yo, aquí nunca se le ha "improperiado", pero si desea que sea así hágamelo saber.

No se haga ilusiones. El Cura Rojo no estaba afiliado al PCI. Entre otras cosas porque en el siglo XVIII eso le hubiera costado más que caro.
Tomo nota de su nota, que si nadie lo remedia, será la única junto a la mía.

Quede saludado.

Gemma dijo...

Vengo, pues, a ponerle remedio (y algo de desorden) al concurso barroco de usted. Vivaldi y su verano a la mandarina "puntea" tan bien, para decirlo a la manera de Almazán, que resulta un primor escucharlo,y eso que la "primovera" queda lejos...

Al grano: póngamele un 8.
Guten Nachmittags

Jose dijo...

Yo la verdad creo que aún no le he pillado el tono a mi oído con esto de la música clásica, pero bueno, mejora a la anterior, asi que le voy a poner un 6'72 para que trabaje un poco con la calculadora. Por cierto, el primer disco que escuché de música clásica fue las 4 estaciones de Vivaldi, no se si fue porque era el único que habia entonces en mi casa o porque me dió por ahí, ahora la estanterias estan repletas de Von Karajan, hasta arriba, creo que tengo hasta 4 discos.

Y despues de este despropósito me despido. Un saludo Croi.

Le Croissant Musicien dijo...

Gemma. No hay nada como llorar un poco para que a uno le hagan caso.
Acláreme lo de concurso barroco. ¿Es por las formas o por el estilo musical? La recuerdo que por ahora de dos temas a concurso uno ha sido renacentista-folclórico y el otro barroco. Intentaré tocar (no en el sentido instrumental) épocas diferentes, aunque bien es cierto que el barroco ha predoinado en esta bitácora. No hay duda que la Sobrecogida marca una impronta muy fuerte en esta casa.
Vivaldi punteaba muy bien. Lo mismo con una mandolina que con un violín. Y aunque técnicamente sea imposible, hasta punteabba muy bien con los instrumentos de viento.
Al grano le pondré un 8, ¿y a la cancioncilla?

Gluten no, soy celíaco. Saludos, besos y abrazos, los que quiera. Le da alguno de mi parte a la tal Mega.


Jose. He de decirle que en una reunión de trabajo con mis compañeros de bitácora hemos decidido hacer que a usted al final le guste esta música. Sé que es una dura y ardua tarea, pero torres más altas (no incluyo a las del Alcázar de Córdoba) han caído.
Estoy seguro que casi todos lo primero que hemos escuchado de música clásica fueron las Cuatro Estaciones del Padre Rojo. Ve como por algo se empieza.
Cuatro discos, no está mal. ¿Cuántos se cree que tenemos nosotoros? Todo lo pirateamos de aquí y de allá. No se crea.

Su despropósito a cumplido el propósito. Se agradece.

Un saludo, cordobé.

fra miquel dijo...

En cuanto a la Gallarda y el Galeon yo creo que son exastamente lo mismo. Vamos que uno és un arreglillo del otro. Eso sí no sé cual fué primero, aunque también me inclino por el "gallo"

Respecto a la canció del verano II, que quiere que le diga! A mi me gusta el punteado ese con la mandolina pero no le veo el chunda chunda veraniego, aunque tiene su ritmo. No me la imagino sonando en un "loro" sobre la arena playera. Lástima porque me gusta, aunque no como canción del verano, le voy a poner un 5 justito.
Un saludo

Le Croissant Musicien dijo...

Fra Miquel. Me agrada que se haya tomado la molestia de "investigar" sobre la coincidencia musical. Me encanta eso de buscarle parecidos o supuestos plagios a la música. En la música actual encontramos un montón de casos. La banda sonora del Rey León tiene un tema que guarda un gran parecido con uma pieza de Mozart. Y una canción de la Jurado toma prestados, sin ningún rubor, unos compases de una sinfonía de Brahms. Ya ve que cosas. Un día de estos le dedico una entrada (o más) al tema. Puede ser divertido.

Tiene razón. Al tema le falta algo. Pero esa melodía insistente y machacona me llevó a incluirlo entre las candidatas.
Tomo nota de su nota.

Un saludo.

Le Croissant Musicien dijo...

Para ir haciendo cuentas, voy dejando mi nota. Un seis.
Vayan preparándose para la siguiente entrega.