14 octubre 2009

Ite, missa est

¡Jesús, Jesús, Jesús! Eso quisiera yo, que hubiese terminado. ¡Qué largo lo está haciendo este hombre!... ¡Y qué aburrido!... Y con el calor que hace todavía.

Nunca he llegado a entender bien del todo por qué mi hijo contrata a gente así en el negocio ese que tiene a medias con su padre y la paloma de marras. Me parece que voy a tener que empezar a hacer uso de mis galones y tirar de mi cargo, que no en vano soy "Intercesora en jefe", para hablar con él de una vez por todas.

¡Gensanta (moi)! ¡Qué pesado! Es más aburrido que un discurso de don Mariano el registrador de la propiedad... Y total, para no decir nada tampoco... Tengo que convocar una reunión urgente con mi hijo porque con empleados como éste se les vacía el chiringuito de San Pedro en menos que canta un gallo (jijijiji) o en un decir amenjesús.

Y ¡hala! ¡A seguir soportando la homilía!..

Y por si fuera poco mi estilista se ha cubierto de gloria. Ya, ya sé que estamos en Octubre y refresca por las noches pero es que aquí dentro estamos a 32º Celsius y digo yo que podía haber tenido un poco más de ojo en la elección de mi vestuario. En una palabra, que se ha lucido el modisto. No me digáis que no podía haber escogido un modelo Botticelli o Filippo Lippi, ligero y de lino suave y fresquito. O todo lo más alguno estilo alemán, un Lucas Granach vintage , por ejemplo... Pues no, el señor se ha decantado por un diseño exclusivo, fashion-fusion entre lo hispano-flamenco de Juan de Flandes y lo españó-españó de El Greco. Recio paño palentino para el vestido blanco y el manto azul y encajes holandeses que me hacen cosquillas.

Si lo que me imaginaba. El sarampión malayo me va a entrar como este buen hombre no acabe pronto (a la foto me remito). Si al menos hubiésemos llegado a la consagración, al ponerme de rodillas se me airearía un poco el manto y dejaría de sudar como lo hago.
Porque no vean lo difícil que es mantener el tipo cuando acudes en representación del jefe e individuos como éste abusan de tu paciencia de forma despiadada e inmisericorde. Eso sí, todo hay que decirlo, con mucho fervor.

Con lo fácil que es hacer una misa ligerita, alegre y delicada como mi viejo y querido don Gioacchino. Segurísima estoy de que los rankings y las shares se dispararían y las audiencias subirían notablemente, amén de que los niveles de negocio se incrementarían en proporción geométrica. Palabra de mater amantissima.

Siempre he estado en contra de ello abogando por su supresión radical, pero... ¡Sacre-bleu!, como este tío tarde dos minutos más en terminar el discurso, por mi santa madre Ana que le exijo a mi hijo que monte una ERE y lo ponga de patitas en la calle.
¡Hombre, por diox, es que no hay derecho!



Gioacchino Rossini - Petite Messe Solennelle - Gloria: Cum Sancto Spirito.
Gewandhausorchester und Chor der Oper Leipzig, Riccardo Chailly

[Pulse en HQ y pantalla completa para disfrutarlo con una excelente definición]

¡No conoce éste a la Sobrecogida!

Imagen: Paz Juan. La Crucifixión. Juan de Flandes. Museo del Prado. Madrid (ampliable con el clic).
Vídeo vía: armycasa


votar

6 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Oiga, señora virgen, vayamos por parte.
Primero// Lleva usted mucha razón con lo del trajecito, yo le sugeriría que en esa charla que va a tener con su hijo, le solicite permiso para comprarse ropa de algodón, fina y si tiene dudas de como debe ir una virgen, le acerca usted a Zara y así de paso que se compre él unos vaqueros, que tanta túnica, cansa.

Segundo// La misa señora virgen, debe ser larga, en latín, de rodillas y con sufrimiento. Cuanto más dura, más mérito. El gozo déjelo para la resurección y para otros menesteres. Y yo que usted no iría mucho, a mí me destrozaría ver como se comen y se beben a mi hijo, a todas horas.

Tercero// Le agradezco que haya puesto a Rossini. En esta casa últimamente prima lo germanófilo o lo bárbaro, que para el caso es igual.

En fin, virgen amantísima, ya sé que es duro serlo (no me refiero a lo de amantísima, sino a lo de ser virgen), no sea usted tonta, tenga un descuido y verá como se le borran esas lágrimas y esa cara de entierro que usted tiene. Disfrute que ya tiene usted más de dos mil años y todavía no se ha comido un rosco, ya es hora. Cambie de rutina. Amancébese.
Y perdóneme si le parece un poco fuerte lo que le digo pero es que me cae usted bien y me gustaría verla feliz.

Salud y República

fritus dijo...

Oiga mire..que si es usté la Dolorosa será por algo...digo yo que si Jesus murió en semana santa ( primavera) y en Jerusalen ( mediterraneo sur) ...la mater dolorosa iría más ligerita y de lino...pero son cosas del eurocentrismo( su niño de usté lo pintan rubio y de ojos azules).

Coincido con mi amigo Don Rafaé en que la misa ha de ser en latín ( siempre la casta sacerdotal se ha expresado en una jerga initeligible y con extraños y arcanos rituales...no vaya a ser que les pillen el truco )y sobre todo con sufrimiento...sufrimiento que ha de culminar en una cuantiosa donación al cepillo..que en lo de pasar el plato la casta sacerdotal son unos artistas.

Oiga..esta la iglesia como para montar EREs...si hay menos vocaciones que vírgenes...a la iglesia le ha pasado como al ejercito, que ya no se apunta ni el Tato...y no será por falta de liquidez para afrontar los gastos de personal.


Por cierto, me ha salido una señora con asento latino diciendo nosequé de un cuarteto de cuerda...voy a tener que pinchar la pieza del post que me parece que oigo el hilo musical, como si estuviera en la consulta del dentista...

Uy...ahora el requiem de Verdi...uy

Gemma dijo...

Jajaja, don Rafael, qué oportuno es Usted siempre comentando. Pero déjeme que le diga que esas gotas, aun siendo de agua salada, lágrimas no son; antes bien, son sudores de santa... En cuanto a los motivos, no se los voy a discutir a usted, que me parece que hoy tampco anda para variar desacertado. ;-PP

Virgen amantísima, me he reído mucho con tu petición, jaja, de vestir a lo Boticcelli, jeje, o a lo Lucas Granagh senior, jojo, o a lo Filippo Lippi, jijiji.

Besos a la comitiva

Gemma dijo...

1er párrafo:
...tampoco anda, para variar, desacertado...

2o párrafo:
Botticcelli... und Lucas Cranach der Ältere...

Mea culpa.

Jose dijo...

¡Cuanta blasfemia brota en su interior! No me extraña con esos ropajes, pero no se queje que ya estamos entrando en el frío, lo que si es verdad es que podría modernizar su vestuario, o insistir en que se lo modernicen, convoque usted a sus amigas virgenes para intentar salir en un desfile de modelos otoño-invierno, por ejemplo. En vez de traje largo, unos pantalones cómodos y con rodilleras, para hacer mas llevadero el sufrimiento ese.

De la musica, pues la escucharé cuando llegue a casa, que me ha pillado en la universidad.

Hale, a ser feliz, con sufrimiento, pero feliz, aunque no veo que se sufra mucho con tanto vino y tanta ostia, con perdon.

La Virgen Sobrecogida dijo...

Perdón, perdón por el retraso. Es que como no tenía bastante, desde hace dos días estoy de labor misionera. Dicen que es una de las obras de misericordia, pero me permito muy mucho dudarlo. Os aseguro que desde hace unos meses me tengo el cielo ganado... Y por mi misma, sin nepotismos ni enchufes.
¡Ah y los trajes y los bolsos me los pago yo solita! (Por cierto, ¿las vírgenes llevan bolsos de LV?

A lo que importa

Rafael

Mi querido descreído (¡huy, ripio!). Lo de Zara no me va mucho. Si quieres que te diga la verdad, a mí me encantaría que me vistiese Lagerfield (por aquello de la vena tudesca), pero me conformo y me voy de mercadillo. Mi hijo que se ponga lo que quiera. Que digo yo que con dos mil años y pico que tiene ya es hora de que se elija él mismo la ropa.
Siempre he sostenido que donde esté una buena misa en latín, con el cura de espaldas (como Genaro) y con coros, incienso y una buena iglesia barroca, que se quite la austeridad protestante y esas moderneces post-concilium. Nada, nada. Un buen Bach o un buen Beethoven, de esos de misa de dos horas y pico le dejan a uno el cuerpo nuevo.
Lo de que se coman a mi hijo, lo tengo bastante asumido. Él es el que está un poco hasta el moño de tanto mordisco (sensu stricto).
¿No cree que ya estoy yo muy mayor para andar tonteando y de flirteo?
Un beso amigo mío.

Fritus

Tienes toda la razón. Que se supone que yo nací, viví y morí en Palestina y allí van ligeritos de ropa y son de rasgos semitas bastante claros.

Más vale una buena ERE a tiempos con ciertos predicadores que lamentarlo luego.
Lo del cepillo es otra cosa que debería hablar con mi hijo, que luego vienen las corruptelas y los tráficos de influencias. Aunque me da que eso se le fue de las manos hace tiempo y no lo controla de ninguna manera.
Pues lo de Verdi y la señora hablando me suena raro querido Fritus. Hágaselo mirar.

Gemma

Jajajaja mi querida Gemma. Te aseguro que en este caso era más sudor que pena o sofocos de cualquier tipo, te lo aseguro.

Un beso grande para ti, meine kleine Schwester. Y gracias por el cambio de lengua. Dónde va a parar, queda muchísimo mejor a la germana. Jijajo.

Jose

El vino y la hostia (con h, mi querido cordobeisson, que si no se convierte en el puerto de Roma) se los zampó encima el plasta de la homilia, que yo no olí ni una miajita. Yo creo que por eso acabé blasfemando, que todo el mundo sabe que el vino mata el sufrimiento. Aunque si quieres que te diga la verdad, el calor no me lo habría quitado precisamente.
Un abrazo.

PD ¿Jefe? ¿Estás por ahí? Pues vaya un recibimiento que hasta me ignoras. Si lo sé no vuelvo. Menos mal que ese impío de Adanero me ha enlazado.